Hay que ir: Plebes

El fresco sabor de Sinaloa está en este lugar, con platillos únicos que te transportan a tierra caliente

Ubicado dentro del mercado gourmet Marché Dumas en Polanco, Plebes es un pedacito de Sinaloa en la Ciudad de México.

Decorado como un auténtico chimulco, como se le llaman a los localitos humildes de la costa, este lugar tiene mucho que ofrecer, desde el trato, pues su dueño y cocinero originario de Culiacán, Alfonso Fernández Hubbard, está al tanto del servicio y de la calidad en cada uno de los platillos.

 “Todo lo que hay en el menú lo preparo yo, son recetas de familia, y el marisco lo traigo de Sinaloa”, asegura. Entre los platillos resalta un paté de camarón, originario de Escuinapa, Sinaloa; frijoles puercos y los chiles en escabeche rellenos de camarón estos tres son recetas de la familia de Alfonso, por lo que los prepara en su casa y los lleva al restaurante.

A cinco meses de su apertura, Plebes ha tenido una gran aceptación entre los chilangos y sobre todo entre los originarios de Culiacán, “Más gusto me da cuando viene gente de Sinaloa, de Culiacán, Los Mochis o Mazatlán, llegan, prueban y regresan y además se van felicitándome y eso me da mucho gusto”.

Cada producto del lugar está sumamente cuidado como las tostadas deshidratadas que son traídas de un pueblo de Guadalajara, los mariscos son frescos, pues conforme se van acabando, Alfonso los va pidiendo a sus proveedores de la costa del Pacífico mexicano.

“Dos meses antes de abrir recorrí Mazatlán, Escuinapa, Los Mochis y me fui con los pescadores a ver su producto y el precio; hasta cuidé las tortillas pues son unas que se llaman raspadas muy delgadas, que también traigo de Sinaloa”.

En el menú se pueden encontrar platillos para todos los gustos, ya que Plebes cuenta con una carta bastante amplia de 30 platillos entre los que se encuentran seis tacos distintos, seis variedades de tostadas de ceviche, tamales de camarón más otros cinco diferentes a escoger y todo esto se puede acompañar con una clamatada especial que entre otras cosas incluye camarón seco o agua de cebada, la típica de Sinaloa.

“Esta carta que tengo actualmente está diseñada para esta temporada que llueve y no hace tanto calor, se pueden echar la campechana que es un caldito de mariscos, las tostadas, gorditas o los tacos dorados, así que los invito a Plebes y prueben lo que tenemos, sin duda es un agasajo para el paladar”.

Fotos: Karla Gómez 

También te puede interesar 

Hay que ir: Bistró Chapultepec 

Hay que ir: 99 Problems

Hay que ir: PETSY

LO QUE PASA EN LA RED

 
 

NO TE LO PIERDAS

VIDEOS RECOMENDADOS

Spas exclusivos en Bali para gustos exigentes

Todos son un sueño

Tratamientos para estar delgada estas vacaciones

¡Te encantarán!

Las ventajas de comprar hecho en México

¿Te sumas?

Aceites naturales que la piel reseca pide a gritos

Bienvenido verano y resequedad

Formas de cuidar el cabello rizado

¡Y súper fáciles!

Pixel hair o cabello pixelado, de esto se trata el efecto

Tendencia en tinte

5 peinados fáciles sin usar calor

No tendrás que volver a maltratarlo

Con estas ideas tendrás una terraza de ensueño

¡Tienes que intentarlo!

Servicios exclusivos para tu mascota en CDMX

Para consentir a tu mejor amigo al máximo

Espectáculos naturales en México que son imperdibles

¡Será algo mágico!

Hay que ir: Ma'suk

El hotel boutique presenta experiencias personalizadas para cada cliente que lo convierte en un must para consentirte

Diario de una novia: A 100 días dar el SÍ

Una historia contada día a día

Maquillarte para viajar en avión es peor de lo que crees

Perdón piel, no lo volvemos a hacer

Sombras de ojos que arrasarán en verano

Serán tus favoritas de la temporada

Crayola lanza línea de maquillaje y es FABULOSA

Directito en la infancia

#RADAR LALA LAND

¡Nada me gusta más que viajar!

Sol, arena, mar y ¡perritos! Primera playa que dice SÍ

Ya no lo dejes en casa, ¡viaja con él!

Dónde estudiar diseño de joyas en la CDMX

Tus mejores opciones para ser un experto (a)

Cómo decorar tu casa según el Feng Shui

Creando una perfecta armonía

10 razones para visitar Costa Daurada, España

Mucho más que playa y mar