Hay que ir: Atalaya

Este restaurante decidió apostar por la alta cocina sin olvidar los platos que lo han caracterizado

El espacio obligado de comida familiar en fin de semana, ubicado en Pabellón Bosques, consolida la apuesta que lanzó hace un par de meses, cuando integró al joven chef Atzin Santos. Él se apoderó de la tradicional cocina de barrio y los favoritos como pescado a la sal o las milanesas del restaurante Atalaya, y agregó el toque gourmet que caracteriza a este apasionado de los productos naturales y de los sabores sensatos, que juega con texturas y contrastes para crear una experiencia gastronómica innovadora. Atzin busca sus propios productores en diferentes zonas cerca de la Ciudad de México; por ejemplo, a los criadores de guajolotes los instruye, incluso, en cómo deben alimentar a los animales para obtener materia prima de calidad. “He trabajado con criadores que me envían conejos de un kilo, y en ningún lado lo logran así”, asegura el chef de 35 años. Y sólo de esta forma se logran platos como el aguachile negro, las sardinas en escabeche o el pato con mole de tuna roja, que a decir de los comensales de este lugar, sí saben a lo que deben saber.

“La gente no distingue el sabor hasta que lo prueba. Necesitamos entender que comer sano no es dejar de comer, sino saber qué productos ingerir y de dónde vienen, pues el grueso de las personas no tiene acceso a las granjas, van al supermercado y adquieren alimentos procesados o congelados; pero cuando prueban lo que hacemos, se dan cuenta que sí es posible combinar lo sano sin comer aburrido”, afirma el chef Santos con la certeza que le da el cosechar de un huerto propio muchas de las frutas y verduras que se utilizan en la cocina de Atalaya. Éste se ubica en el Estado de México y llegó hasta dicho sitio gracias a Fernando Martínez, chef del restaurante Yubán, quien le presentó a un emprendedor que contaba con un pequeño huerto. “Hicimos una sociedad y comenzamos a crecer, ahí tenemos variedad de fresas, rábanos, betabeles, calabaza, ajo, echalotte, pepino francés y más”, dice con orgullo.

Estos productos son empleados para preparar los patillos que aparecen en la extensa carta del Atalaya y en el menú de cocina gourmet de Atzin, el cual cambia constantemente dependiendo de lo que reciba, por ejemplo: “cuando hay jitomates los guisamos, si no hay, los olvidamos y usamos las calabazas”, dice contundentemente.

Además de crear experiencias culinarias que permiten saborear las notas reales de cada ingrediente, él emprendió la tarea, sin saberlo, de educar paladares. Misión que logra gracias a sus años de experiencia, que se remiten a cuando era un joven de 16 y comenzó con su primer trabajo en un restaurante.

Así la sensación que llega recién te sientas a su mesa es un árbol del que penden aceitunas kalamata, cubiertas con chocolate, aceite de oliva y sal de mar, “preparan el paladar para recibir los sabores que le preceden”, según explica Atzin.

De ahí se pueden dejar llevar por las sugerencias del chef o bien por los clásicos como la cochinita pibil cocinada en el horno de leña, dentro de un típico “testi” (recipiente de barro) que le añade un sabor excepcional.

Si se trata de elegir un ambiente, Atalaya ofrece diversas experiencias, desde un amplio salón principal hasta una mesa más apartada para cenar con los amigos de manera íntima, o bien la barra si vas solo.

También cuenta con una gran terraza en la que puedes disfrutar de eventos deportivos a través de pantallas de televisión. Lo seguro es que en cualquier espacio que ocupes, tu experiencia te llevará a repetir una y otra vez la propuesta de este sitio.

Y aunque lo cierto es que en gustos se rompen géneros, Atzin concluye diciendo que “lo que está mal hecho, aquí y en China va a estar mal. Habrá a quien le guste más un cocinero o el otro, pero lo bien hecho se nota y la gente lo ha entendido”.

 

DIRECCIÓN: Prolongación Bosques de Reforma #1813, Lomas de Vista Hermosa.

TELÉFONO: 5259 2428. PÁGINA WEB: restauranteatalaya.com.mx

 

Fotos: Sergio Bejarano

 

 

LO QUE PASA EN LA RED

 

NO TE LO PIERDAS

Lo que debes saber antes de visitar el Met

El séptimo museo más visitado del mundo

#RADAR Guerrilla Girl

Ya lo dije aquí on the record

Artistas por los que vale la pena ir a Bahidorá

Un festival que no te puedes perder

Canciones de Ed Sheeran con las que te vas a querer casar

El británico nos enamora con cada una de sus canciones

Lo que no te puede faltar en Bahidorá

Disfruta al máximo de este festival donde la música y la naturaleza se unen

Lo mejor de Zona Maco 2017

Una de las ferias de arte contemporáneo más importantes de América Latina

Hay que ir: Sundarata

Llega a México un concepto en el que sudar está de moda, a través de mantas envolventes con luz infrarroja

Música clásica para estudiar o trabajar

Ideal para las personas auditivas

Se busca community manager para la reina Isabel

Esto es lo que el Palacio de Buckingham pagará a quien maneje la cuenta de Twitter de Isabel ll

Lo MEJOR de los GRAMMY 2017

La edición 59 de los Grammy Music Awards tuvo muchas sorpresas

Hay a quienes les pagan por comer chocolate

¿Te gustaría?

#RADAR Pinta la Revolución: Arte Moderno Mexicano

Ya lo decía The New York Times a finales de octubre del año pasado

El secreto alimenticio de una modelo de VS

Lo vas a querer adoptar

Hay que ir: Padella

La conquista empieza por la vista y se reafirma en cada probada a sus recetas “comida casera, comida del corazón"

Quito conquista paladares

Quito es un destino ideal para todo foodie por su nueva propuesta gourmet

Las playas que debes visitar en Costa Rica

Un destino perfecto para los amantes de las playas exóticas

El Oxxo que TODOS debemos visitar

Gabriel Orozco presenta su nueva obra artística en la Galería Kurimanzutto

Razones por las que debes visitar el Hermitage

¡El tercer museo más grande del mundo!

#RADAR Cita Anual

Lo mejor de ZONA MACO 2017 que empieza

Por qué no te puedes perder Zona Maco 2017

Lo que debes saber de la feria de Arte Contemporáneo más importante de América Latina